Michael Arroyo regresaría al fútbol mexicano

Michael Arroyo llegó al fútbol brasileño con la expectativa de consagrarse figura de Gremio, sin embargo, el ecuatoriano no tuvo el rendimiento esperado por lo que no estaría en los planes del club para el siguiente año, y según medios cariocas, “Gambetita” estaría pensando regresar a México.

El futuro de Michael Arroyo parece muy lejos del Gremio en 2018. Aunque el ecuatoriano todavía tiene contrato con el club gaúcho, está fuera en los planes y ya sabe que no seguirá en Porto Alegre. El probable destino es México, donde tuvo buen rendimiento y pasó la mayor parte de su carrera. Ni el propio atleta sabe explicar el mal desempeño en Brasil.

Arroyo tenía el sueño de actuar en el fútbol brasileño. Por eso, de cierta forma, se frustra con el bajo aprovechamiento y no entiende el bajo rendimiento. La adaptación fue uno de los puntos citados como complicadores para el ecuatoriano en el país para conseguir desarrollar su fútbol. Por el Gremio, actuó siete veces y no marcó ningún gol.

En el caso de Argentina, Arroyo vivió una crisis de confianza. Su salida no tiene que ver con la falta de espacio. Pero con una cuestión del propio jugador, que se sintió diferente en relación a otros momentos de la carrera. No estaba bien. A pesar de haber considerado al Gremio un gran club, con jugadores espectaculares y un grupo unido, además de elogiar a Renato Gaúcho.

El Gremio no tiene ninguna propuesta por el mediocampista. Pero es cierto que no está en los planes para el próximo año, así como ya no estaba en este fin de temporada. No viajó con el grupo a Buenos Aires, donde el Gremio fue campeón de la Libertadores, ni estuvo en el grupo en el Mundial de Clubes.

En Ecuador, circuló la información que Arroyo iría al Barcelona, ??de Guayaquil, en un posible cambio por el centrocampista Jonathan Álvez. El gremio negó interés en el uruguayo, mientras que una persona cercana al ecuatoriano dijo que su destino no debe ser su país natal. Por eso, México surge como principal mercado para tener Arroyo. En el país, el mediocampista jugó en América, de 2014 hasta mediados de este año, en el Atlante y en el San Luis.

Grêmio buscó Michael Arroyo en junio de este año . Inicialmente, él era opción para el lado izquierdo ofensivo del ataque y considerado alternativa para la salida de Pedro Rocha. Sin embargo, no logró firmarse en las (pocas) posibilidades recibidas. Él es agitado por el mismo empresario de Miller Bolaños, que dejó el club en agosto para Tijuana, en México. Su vínculo con el Gremio es hasta diciembre de 2019.

Nota escrita por el portal Globoesporte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *